Aquí podrás leer todos los artículos publicados no desde que cree esta página, están a partir de cuando empecé a hacer borradores de seguridad por los ataques que soporté y que causó que los anteriores desapareciesen, por eso no salen una mayoría de las imágenes y como las hay que son pruebas, están todas en mi poder muy seguras.
Este problema es causado por el cambio de nombre en mis cuentas en Google.
Visita todo el Blog, al pie de la cabecera tienes todas las PÁGINAS con la información que precisas.
Pide dedicados por el autor UNA VIDA Y UN AMOR y DESDE EL ALMA, envíos a domicilio...Buffer

18 abr. 2012

LA VERDAD OCULTA DE NUEVA RUMASA I

Por problemas técnicos, al tratarse de borradores que se editaban algunas imágenes no aparecen.


I. José María Ruiz Mateos, expropiado por sus hijos varones




Con este artículo de hoy, empiezo una serie de capítulos para de alguna forma dar a conocer a todos mis lectores, -tanto en España como en el resto de los países que me siguen, muy en especial en toda Latino América-  LA VERDAD OCULTA DE NUEVA RUMASA. Es coincidencia el nombre de esta serie, por su similitud al nombre del Blog, pero no puede ser otro ya que aquí nunca se ha escrito una palabra que no sea verdad y que todo lo escrito siempre esté debidamente documentado; ha llegado la hora de hacer justicia sobre un gran empresario para mí ejemplar, pero ante todo sobre un hombre al que el socialismo español asalto con alevosía todas sus empresas y que en la actualidad, como padre de familia está siendo tratado de igual forma que le trató el felipismo.

Los óptimos antecedentes empresariales de José María Ruiz- Mateos confrontan con la situación actual de Nueva Rumasa. El ingenio de empresa postulado pragmáticamente con Rumasa, poseía un carácter de excelencia a la que sólo la insidia de la intervención felipista puso freno de manera delicuescente. Todo canallescamente basado  en oscurantismos políticos y judiciales  que dieron como resultado una salvaje expropiación y el saqueo de los réditos del mayor holding acaecido en España.

Con toda la injusticia a la que fue sometido el hombre de empresa por antonomasia, surgió del derrumbe mediático un impulso renovador, un aval de inteligencia perenne dando alas a la consecución de propósitos comerciales que desembocaron en Nueva Rumasa. Sin embargo en esta nueva etapa, la herencia del emporio fue acometida por los hijos del empresario, quienes han desempeñado- con distinto proceder y nula eficiencia- la idea de empresa que evolucionó con éxito hasta el voraz sectarismo socialista de los años ochenta.

Siendo los antecedentes de la edificación de Rumasa bastiones genuinos de un emporio innaturalmente derruido, no se comprende la actualidad artificiosa de la Nueva Rumasa. No sin responsabilizar a los verdaderos artífices del desaguisado financiero: los varones. En manos de los herederos del cabeza de familia que ejercía de presidente honorífico, la práctica de empresa fue una pura delegación de responsabilidades decepcionantemente fallida. En esa asunción de compromisos falibles estriba la realidad de lo acontecido, desembocando en el alarmismo financiero que actualmente se dispone a dirimirse judicialmente.

No deberían engañar las apariencias en tanto José María Ruiz- Mateos asume las consecuencias de unos errores generados por los vástagos que parecen abandonarle a injusta suerte. Un infortunio propiciado por decisiones ajenas y que la nobleza de un padre asume siendo cabeza de turco de esas degenerativas trascendencias obradas por los aciagos administradores del Grupo Empresarial. Bien podría decirse que si antes fue el felipismo lo que expropió el colosal trabajo de Ruiz-Mateos, hoy son los hijos quienes lo han expropiado, involuntariamente, estrujándole hasta la última célula de entregado padre.

La realidad fehaciente, en tanto las pruebas lo vayan demostrando, es que José María Ruiz-Mateos es un cabeza de turco perfecto, propiciado por los hijos que nunca alcanzaron la capacidad de gestión de su padre ni la responsabilidad inherente a menesteres de alto grado de implicación financiera.

Es así que cuando zozobra el emporio queda en evidencia la ineficiente gestión de un desarrollo empresarial de bases insostenibles que finalmente ha doblado estrepitosamente la cerviz. Siendo eficaz a priori  la dinámica propia de un genio de las finanzas como José María, las inercias han sido mal aprovechadas con erráticas actitudes y no menos deshonestas decisiones.

Si de algo se ha de culpabilizar a José María Ruiz-Mateos es de ser amante de la familia, veraz en sus convicciones y confiado en depositar responsabilidades sobre unos hijos varones cuya preparación empresarial dista mucho del tino y el genio deslumbrante que convirtió a Rumasa en enemigo de un sectarismo felipista a modo de trampa que benefició descarada e impunemente a sus saqueadores; trampa de la  que resurgió como un Ave Fénix titánico para dar alas a un proyecto de excelencia empresarial malogrado por sus legatarios.

Nobleza obliga, el padre responde por los borrones de sus herederos pero no son los hijos quienes responden por un padre dispuesto a darlo todo, incluso la tacha de su nombre que debería de ser paradigma en una España necesitada de ingenios como él.

La cuestión es si también, de la heredad paterna, queda la dignidad a sus hijos para afrontar las responsabilidades, del mismo modo que se ha hecho sencillo embolsarse esos viáticos que hoy pretenden ser una soga al cuello de un hombre que lo ha dado todo en la empresa y para su familia. Sorprendente sería saber que la heroicidad no sólo es patrimonio del empresario y que genéticamente los hijos son capaces de asumir las justas culpas de la injusticia que hoy condena a un padre. Todo está aún por ver, pero parece que nadie de los seis moverá un dedo para evitar el ajusticiamiento mediático contra un progenitor.

Obligado sería que los varones heredaran la nobleza del patriarca después de obtenerlo todo de él, pero ya se sabe que los abnegados  héroes cuando caen suelen hacerlo solos.

Publicado por Esveritate, es una colaboración de, Ignacio Fernández Candela






Tengo el placer de exponer unos libros de obligada lectura, publicados por dos grandes escritores de quienes tengo el honor de gozar de su amistad, son:




LA AFILADA
NAVAJA DE OCKHAM


y

LA AFILADA NAVAJA DE OCKHAM II
Usar el sentido común ante la
EVIDENCIA CRIMINAL






Cuerpos rotos almas muertas


y


Mar de ausencias y encuentros




La oculta demencia policial


y


La pequeña puerta del Cielo






Mi manantial de ternura


Lady Amy











Estos ejemplares están a la venta en la Casa del Libro y en Amazon, por si alguien tiene dificultad en localizarlos, al pinchar sobre sus nombres dirige a sus respectivos perfiles en Facebook, o bien ponerse en contacto conmigo para pasar la información que precisen.











blogger visitor

votar