Aquí podrás leer todos los artículos publicados no desde que cree esta página, están a partir de cuando empecé a hacer borradores de seguridad por los ataques que soporté y que causó que los anteriores desapareciesen, por eso no salen una mayoría de las imágenes y como las hay que son pruebas, están todas en mi poder muy seguras.
Este problema es causado por el cambio de nombre en mis cuentas en Google.
Visita todo el Blog, al pie de la cabecera tienes todas las PÁGINAS con la información que precisas.
Pide tus libros dedicados por el autor, envíos a domicilio.

12 dic. 2011

CRÓNICAS DE UN JUEZ


Por problemas técnicos, al tratarse de borradores que se editaban la mayoría de imágenes no aparecen, aunque todas permanecen en mi poder. El problema es por cambio de nombre en las cuentas de Google.



El juez Andrés Maestre, decano de Sabadell

La crónica de este togado empezó el 26-12-2009, cuando La Gaceta de Intereconomía publicó un artículo bajo el título de, ”El juez Andrés Maestre, decano de Sabadell - Condenó a un joven por un: “Viva la Guardia Civil”.
Por numerosas razones que se pueden ver en las hemerotecas, los Mossos d’ Esquadra son igual de odiados en la calle, incluso más, por cierta inexperiencia y excesos que los antiguos “números” verdes de la Guardia Civil. Para sorpresa de los nacionalistas, la “nostra” policía, a pesar de su formación, no deja de asombrar con condenas por abusos en las comisarías y en las detenciones. Considerar un exceso le sobrevenga un sentimiento de añoranza de la Guardia Civil o de la Policía Nacional (conocida en el mundo nacionalista como policía de l’Estat).

Eso le pasó al joven Cristian Mosquero Galán el 18 de marzo de 2007 cuando a las 5:30 de la madrugada cuatro Mossos pararon su vehículo, en el que viajaba con tres amigos. El conductor espetó a los agentes: “¡Viva la Guardia Civil!” y estos le denunciaron ofendidos ante los tribunales de justicia. Como un despropósito casi siempre lleva a otro, la denuncia de los dos agentes acabó en sentencia tras juicio rápido (31 de marzo de 2007) por la que se condenó al ciudadano a pagar 180 euros o a 15 días de arresto por gritar “en tono despreciativo y vejatorio la expresión ¡Viva la Guardia Civil!”. La sentencia del ilustrísimo magistrado Andrés Maestre, que además es decano de los juzgados de Sabadell y miembro de la Unión Judicial Independiente (UJI), le considera “autor responsable de una falta contra el orden público prevista y penada en el artículo 634 del Código Penal”.

"Los anteriores hechos –escribió el ilustrísimo magistrado juez- que se declaran probados, son constitutivos de una falta contra el orden público (…) por concurrir en la conducta del señor Mosquero los elementos, tanto objetivos como subjetivos, del tipo penal que nos ocupa”. Sin duda la sentencia de este juez, zaragozano de origen, cuarentón y decano del mayor partido judicial catalán, después de Barcelona, destilaba contradicciones. En primer lugar entregada a los denunciantes, los Mossos. Ofensiva para la Guardia Civil y quienes la respetan. Olvidadiza ante sacrificios en sangre de la Guardia Civil precisamente en Cataluña.

Por ejemplo, en el caso del atentado etarra a la casa cuartel de Vic, en el que murieron diez personas, entre guardias civiles y familiares. Y, un horror para la libertad de expresión de los ciudadanos de a pie. Puestos a buscar algo que pueda justificar esta sentencia, piensen en el tremendo exceso de trabajo de los juzgados. Eso, los piadosos; el resto remítanla al universo de Kafka. Tanto, por lo que toca a los Mossos de piel fina, como por el talento de su “Señoría”. Pero Maestre, titular del juzgado 4 de Sabadell desde 2005, volvió a ser protagonista, como buen aspirante a “juez estrella”.

El simulacro bufo

La Coordinadora de Prevención de la Tortura denunció a este magistrado ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por haber representado un simulacro de juicio ante 240 agentes policiales para “ayudarles a eludir las consecuencias penales de los excesos en las detenciones”, dice la denuncia. Andrés Maestre y el fiscal, Ignacio Abinzano, con togas e insignias judiciales, reprodujeron un conocido juicio celebrado anteriormente en la Audiencia Provincial de Barcelona contra dos Mossos por lesiones dolosas a un detenido y en el “distendido” simulacro de juicio se denunció que se habían dado “pautas y consejos a los agentes”.

¿Cabe esperar este tipo de actuaciones de un funcionario; alineado, falto de neutralidad de un servidor de justicia, ante los que pueden cometer torturas o malos tratos policiales? Recomendaba a los agentes: "Diga no lo recuerdo antes que polemizar con fiscales o jueces". Una excelsa reflexión judicial que no parece dirigirse a buscar la verdad, sino la indulgencia del tribunal. Un juez facilitando la absolución de posibles futuros culpables. Es el sueño de Publio Siro, el poeta que acuñó aquello de “la absolución del culpable es la condena del juez”. Lo de Andrés Maestre era ponérselo “a huevo” a los agentes. Los ponentes de las jornadas contaban con destacados responsables de la policía autonómica catalana.

El juez se consideró “indignado por la situación injusta a la que era sometido” y calificó de intento de desprestigio la denuncia al CGPJ de los anti-torturas, insistiendo en el carácter meramente “docente” del acto organizado por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España-Cataluña en el que participó.




JUECES, FISCALES, POLICÍAS Y LADRONES por devalero


Como consecuencia de los anteriores hechos, mi buen amigo José Luis de Valero, publica un vídeo relatando todo lo sucedido. El señor togado de nuevo se considera ofendido y arremete contra José Luis de Valero, con una denuncia que tiene muchos intereses creados y bastante que desear, en la que su intención es trasladar al amigo Valero a Sabadell, para ser juzgado en su terreno, donde sin duda alguna se volvería a repetir un acto como los que ya he relatado. Dicha querella es desestimada por el juez que le corresponde, en los Juzgados de Plaza Castilla de Madrid. No cabe la menor duda que nos encontramos ante un aspirante a togado superestrella, ya que si realizamos búsquedas en Google sobre el citado togado, nos encontramos con 848.000 aproximadamente.

Sobre todo lo relatado ya publiqué dos artículos, si deseas leerlos basta pinchar sobre cada uno de los titulares. Uno el 11-2-2010, bajo el título: ¿DE NUEVO LA CENSURA EN ESPAÑA?


JOSÉ LUIS DE VALERO
Después de su intento de pasar al estrellato el juez Andrés Maestre, como lo conseguido fue estrellarse, de nuevo hace unos días vuelve a la carga contra José Luis de Valero y en esta ocasión el asunto -perdón por la expresión- es “para cagarse”, ya que le acusa como culpable de todas sus enfermedades. Como soy un ciudadano con todos los derechos y entre ellos se encuentra la libertad de expresión, “señor togado” me dirijo a ti de tú a tú, ya que eres otro ciudadano como yo no tengo ninguna obligación de tratarte de su señoría, ya que yo, puedo tener títulos como tú los tengas y si te diriges a mí, no me tratarás con el rango que corresponda. Y como el refranero español es muy sabio, dice que “don sin din, mis cojones en latín”. No te plantearás el demandarme a mí también por mis artículos de opinión. Porque visto de tal forma, vas a tener que demandar a cientos de Bloggers que de igual forma han opinado sobre ti y sin duda alguna defendiendo a quien abusando de “tú poder” le acusas de tantas gilipolleces. Si me acusas te ofrezco que aumentes la tasa y me pidas 50.000 euros, porque quien menciona tu demandado que en el supuesto consigas meterlo en “el talego” se encargará de publicar sus textos soy yo, “tu segunda mosca cojonera”, pero ya te aviso que los cobrarás con cromos del “coyote”. Dicho todo lo anterior Andrés, se me olvidaba despedirme de ti con el grito de ¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!

A continuación agrego parte del artículo que escribe José Luis de Valero, con motivo de la mencionada demanda. Si alguien desea leer el artículo completo, junto con los que ya le ha dedicado José Luis de Valero, solo tiene que pinchar sobre el siguiente título: DESDE EL INFIERNO.


UN JUEZ EN EL PSIQUIÁTRICO


Mea culpa, carajo. El título de este post viene a cuento de lo sucedido. No sé si rasgarme las vestiduras y cubrirme de ceniza o releer de nuevo una cita de Sigmund Freud: “Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.”

Yo ignoro si el susodicho juez es feliz, se hace el idiota o bien lo es. Lo cierto es que acabo de recibir una Acta de Acusación en la cual se me notifica que el mencionado leguleyo ha sufrido dos infartos de miocardio y una trombosis cerebral debido (y cito textualmente).." a la difusión del referido vídeo (Vídeo ¡VIVA LA GUARDIA CIVIL! http://vimeo.com/9360563 ) que ha producido en D. Andrés Maestre Salcedo un gran desasosiego y un agravio profesional habiéndole causado un cuadro de estrés de componente ansioso intenso", por lo cual la Acusación manifiesta que procede imponer al acusado (o sea, a mí) 28 meses de multa a razón de una cuota diaria de 28 € más TRES AÑOS DE PRISIÓN y 30.000 € de indemnización para el juez en concepto de daño moral, físico y psíquico.

En la Acusación tan sólo me dan un plazo de tres días para que me haga con los servicios de abogado y procurador y además del informe cardiológico, se adjunta informe forense y clínico procedente del Centro de Salud Mental de Adultos sito en Barcelona en el cual queda constancia y se notifica que el juez Andrés Maestre Salcedo está siendo tratado en dicho Centro en las unidades de psiquiatría y psicología. Y yo me imagino que de ser así, un paciente con síntomas psiquiátricos está inhabilitado para ejercer la profesión de Juez. Lo cierto es que según lo visto y debido a la crisis, el leguleyo pretende aumentar su cuenta corriente con 30.000 € del ala, aunque por mi parte lo lleva crudo. A mi nombre tan sólo figura mi D.N.I. y el Permiso de Conducción.

Como bien sabéis, yo también he sufrido un infarto y una trombosis cerebral. Por esa regla de tres, me dan ganas de emplumar judicialmente al derrocado ZP, acusándole de ser el causante de mis males debido a la nefasta ruina política, moral y económica en la que ha sumido España, o bien meterle un puro judicial al vecino del quinto por estresarme cada vez que pone en el tocadiscos el himno del PSOE o La Internacional.



Publicado por Esveritate







blogger visitor

votar