Aquí podrás leer todos los artículos publicados no desde que cree esta página, están a partir de cuando empecé a hacer borradores de seguridad por los ataques que soporté y que causó que los anteriores desapareciesen, por eso no salen una mayoría de las imágenes y como las hay que son pruebas, están todas en mi poder muy seguras.
Este problema es causado por el cambio de nombre en mis cuentas en Google.
Visita todo el Blog, al pie de la cabecera tienes todas las PÁGINAS con la información que precisas.
Pide tus libros dedicados por el autor, envíos a domicilio.

3 feb. 2011

COMO COCINAR UN FAISÁN



Ingredientes: unos chivatos, tres teléfonos, ETA, un ministro, una toga, unos cargos policiales y para darle sabor unos polvos socialistas.
Se recomienda un buen vino y no fumar después, la reacción puede quitar el sueño.


Esto le sucede a Rubalcaba, que se dio un buen atracón de “faisán” y de un tiempo a esta parte nota que le está quitando el sueño. El causante de que esto le suceda es el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que reactivó la investigación de este vergonzoso escándalo, paralizado por una toga muy sin escrúpulos y muy sospechosa en estos momentos por todas las causas que tiene abiertas en su contra, sin lugar a dudas estoy hablando de ese juez que paso de ser estrella, a estar estrellado, de gallo de pelea, a faisán, el justiciero Baltasar Garzón.


El mismo día del “chivatazo” el 4 de mayo, Zapatero se reunía en Moncloa con el entonces presidente del PNV, Josu Jon Imaz, que se disponía a mostrar su apoyo al Gobierno en el proceso de negociación con ETA. Cuando Garzón se hace cargo de la investigación, ésta descarrila. Ahora el juez Ruz, que cumple con su obligación reactivando la investigación de este escándalo, el cual acredita que uno de los varios teléfonos investigados en el caso es el que corresponde al móvil del número dos de Interior, Antonio Camacho.

En un Auto hecho público el martes, el juez Pablo Ruz pide conocer la titularidad de tres teléfonos adscritos a la Subsecretaría de Interior que dirige el socialista Justo Zambrana: dos teléfonos móviles 686XXX913 y el 629XXX292 más un teléfono fijo del Ministerio del Interior 91XXXX000. Desde estos teléfonos se mantuvo una intensa actividad con los supuestos implicados en el “caso Faisán” en el día anterior y en el mismo día en que se produjo el “chivatazo” policial a ETA para no detener a la trama de extorsión etarra, el 4 de mayo de 2006.



El primer número móvil, el 686XXX913, perteneció en esa época al secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho. El segundo móvil, el número 629XXX292, perteneció en esas mismas fechas a un asesor de la Secretaría de Estado, es la persona a la que habría llamado esos días el Jefe Superior de Policía del País Vasco, imputado en este caso junto al que fuera Director General de la Policía, Víctor García Hidalgo, y a un inspector destinado entonces en Vitoria.

La investigación de estos números, ordenada ahora por el juez Ruz, fue solicitada hace unos días por Daniel Portero, presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, personada en esta causa. En un escrito presentado en la Audiencia Nacional, Portero ofreció una relación detallada de las conversaciones que los titulares de esos tres números mantuvieron tanto con el Jefe Superior de Policía del País Vasco como con García Hidalgo, antes durante y después del “chivatazo policial”.



“Rubalcaba está preocupado por su horizonte penal y se percibe en su gesto”


Al súper ministro que según parece ser se le ve como posible sucesor del “iluminado monclovita”, -Dios nos libre de semejante ser ruin- se le abre un horizonte penal que ha activado las alarmas de los mandos Ejecutivos del PSOE. En la Audiencia Nacional algún colega del juez dice: “Ruz no va a aceptar presiones de ningún tipo, y pretende hacer Justicia, que es su obligación. No es descartable que termine elevando la causa porque el sentido común lleva a pensar que el secretario de Estado no se moja en esto si no se lo manda el ministro. Y el ministro…”. Y ni siquiera termina la frase, temeroso de mencionar al presidente.
Tenemos que tras el chivatazo a ETA que evitó una importantísima operación antiterrorista hay un alto cargo del ministerio del que es responsable Rubalcaba en el Gobierno que preside Zapatero. Además del resto de cargos policiales que son objeto de investigación. Rubalcaba “está preocupado y se percibe en su tono y en su gesto. Camacho va a tener que declarar sí o sí, y ese escenario no estaba previsto. Y no es descartable que, avanzada la investigación judicial, cuando Ruz tenga los cabos mejor atados, eleve la causa al Supremo para que tome declaración a Rubalcaba y, quién sabe, quizá también al presidente”. Y ese es un escenario que dificulta y complica los movimientos de Rubalcaba, “porque con un horizonte penal de por medio, que se sabe cuándo empieza pero no cuándo y dónde termina, el vicepresidente está muy tocado”.


Esto es colaboración con banda armada


Con las diligencias instruidas hasta la fecha el juez Ruz, ha abierto un sumario. Ya no se habla sólo de un presunto delito de revelación de secretos, sino que se comienza a hablar de colaboración con banda armada. Esto ya son palabras mayores, más aún tratándose de funcionarios y de cargos políticos. Entre los bastidores de los mandos socialistas, reaparecen escenas que preferirían dejar en el olvido. “A muchos les viene a la cabeza la imagen de González en la puerta de la cárcel de Guadalajara acompañando a Barrionuevo y Vera cuando ingresaron en prisión. El caso Faisán es muy serio y complica una situación que ya era suficientemente difícil”.


Pero Rubalcaba ya es zorro viejo en esta materia y tiene experiencia. El fue el portavoz del Gobierno con el GAL, fracasó en su estrategia de ocultación de los GAL. ¿Le pasará ahora lo mismo? Ya sabemos que la Justicia es lenta, sí, pero avanza. Zapatero y Rubalcaba saben que el “Faisán” no está muerto, que todavía está vivo y que se los puede llevar por delante. Ahora les toca esperar a que declare Camacho.
  1. ¿Lo negará todo frente a las evidencias?
  2. ¿Dirá que consultó con su ministro?
  3. Si lo hace, ¿qué dirá Rubalcaba?
  4. ¿Negará y dejará tirado a su secretario de Estado como hizo su presidente, Felipe González, con su colega Barrionuevo y con Rafael Vera?
  5. ¿Disparará por elevación poniendo en entredicho al presidente?
  6. ¿Si con los GAL salió la talla X, en la que Felipe González salió limpio de polvo y paja?
  7. ¿Saldrá con Zapatero la talla XL, y el “Maquiavelo” de León saldrá limpio, para marcharse a su nueva mansión en tierras leonesas?
El hecho de tener que prestar declaración como testigos les va a generar muchos problemas. Oscuro horizonte, cuando el Código Penal entre en la política, y si es con delitos de terrorismo mucho peor. Entonces sabremos si de verdad tenemos una Justicia, que sabe estar y ser, independiente del poder político.


El destino hizo que ayer por la mañana en la Audiencia Nacional, se celebrase el juicio en el que dos empresarias, María Isabel Bruño y Blanca Rosa Bruño, fueron juzgadas acusadas de colaboración con banda armada por haber pagado 6.000 euros a ETA de “impuesto revolucionario” y no haber informado de estos hechos a la Policía. El Fiscal pide que sean condenadas a cinco años de prisión cada una y al pago de una multa de 27.000 euros.


Habrá que imaginar y hacer un cálculo, si por pagar 6.000 euros piden cinco años, ¿qué pedirían o deberían pedir para unos funcionarios y altos cargos de la policía y del Ministerio, para un Ministro y para un Presidente de Gobierno, por haber colaborado con ETA informándoles de que la Policía iba a detenerles? Un oprobio de semejante magnitud no puede quedar impune.


En la entrada anterior hablábamos sobre el libro: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. ¿Qué mayor sentido común podemos utilizar ante esta evidencia criminal?


De momento yo les otorgo el crédito a la inocencia. Que aprendan toda esta banda de desalmados socialistas, porque se empieza, no ejerciendo juicios paralelos y condenas anticipadas por cuatro trajes u otras prebendas, que de ser ciertas yo las condeno, pero una vez juzgadas, no admito un político corrupto, como tampoco lo admite ya la sociedad española, que solo siente asco y repudio, ante esta caspa política ambiciosa.


Cuando el caso “Faisán” este juzgado y listo para dictar sentencia, si esta sentencia es condenatoria, creo que entonces estaremos en el momento de exigir a la Justicia que termine bien su trabajo. Y digo bien su trabajo, porque entonces nos podemos fácilmente encontrar ante un “crimen de estado”. Cabe entonces preguntarse ¿si no se hubiese producido el chivatazo del “Faisán, ETA hubiese estado en condiciones para atentar contra la T-4? Esto es, usar el sentido común ante la evidencia criminal. Y mientras los autores intelectuales del 11-M, no sean juzgados y condenados, seguiré “usando el sentido común ante la evidencia criminal”, de que los autores intelectuales fueron ellos.


A los actuales socialistas habría que vaporizarles a todos y enviarlos a sus casas hasta que den una generación limpia, cabal, preparada, solidaria...hasta que se regeneren de las cenizas de estos matones, ladrones, insolidarios, señoritingos, chulos, etc. en que se han convertido. Asco les dan incluso a los muertos de su bando en la Guerra Civil. Que pasen los siguientes a hacer limpieza de las cloacas, a echarle cloro vivo a los retretes del Estado de Derecho, a las autonomías insaciables y empobrecedoras, a los que empobrecen a los pobres, enriquecen a los ricos, a los que siembran ignorancia a través de los centros educativos, porque en la actualidad no se está educando a los población escolar, el estado los está adoctrinando


Publicado por Esveritate



blogger visitor


Controlia


Wikio