Aquí podrás leer todos los artículos publicados no desde que cree esta página, están a partir de cuando empecé a hacer borradores de seguridad por los ataques que soporté y que causó que los anteriores desapareciesen, por eso no salen una mayoría de las imágenes y como las hay que son pruebas, están todas en mi poder muy seguras.
Este problema es causado por el cambio de nombre en mis cuentas en Google.
Visita todo el Blog, al pie de la cabecera tienes todas las PÁGINAS con la información que precisas.
Pide tus libros dedicados por el autor, envíos a domicilio.

3 oct. 2010

MORIR POR UN IDEAL






Hace setenta y cuatro años, no habíamos nacido los que hoy redactamos este texto, pero hace trece años sí…y recordamos todo lo que aquel verano sucedió en estos días de despropósito, de ansiedad y de crispación que nos llevaron a despertar y a unirnos por una sola causa, intentar aplacar la barbarie y luchar por algo en lo que creíamos y seguimos creyendo.

Toda España salió a la calle y, recordar ese espíritu de Ermua, aún hace que se nos erice la piel de emoción recordando esos días.

Cuando asesinaron a Calvo Sotelo no habíamos nacido, pero conocemos su historia, es una de las pocas que nos han interesado y que hemos estudiado.

Y por más que leamos y releamos no conseguimos entender como se puede matar y asesinar por unos ideales, por mantenerse en el poder y por destruir todo lo que vaya en contra, no lo entendemos, no lo queremos entender y jamás lo compartiremos…NUNCA. Por desgracia a fecha de hoy, todavía hay quien practica y utiliza estos métodos, o bien se declara promotor de ellos.

Con Calvo Sotelo se cometió un asesinato a sangre fría y con Miguel Ángel Blanco se cometió una privación de libertad, un acoso, una tortura y no sólo a él, que fue ASESINADO y al que le cortaron su vida, sino a una familia que vivió, vive y vivirá bajo un cautiverio y tortura permanente de por vida intentando analizar las razones de esa tremenda barbarie y su impotencia, por no saber qué hacer y no saber reaccionar, pues ¿cómo lo haces ante semejantes asesinos?…como, alguien tiene la respuesta.




A Calvo Sotelo le cortaron su vida, le coartaron y le pulieron por sus ideales, por ir contra corriente, por querer ser y defenderlo y a Miguel Ángel también…son prácticas muy habituales de la izquierda, (no importa de que tipo) de esa izquierda que se le llena la boca al decir DEMOCRACIA ¿pero acaso sabéis qué significado tiene esa palabra? Ni puta idea, porque nunca ha sido vuestro estilo.

Hoy, aún con la resaca del triunfo futbolístico, había un artículo por ahí que decía que…”Los españoles queremos vivir el presente y luchar por el futuro, y no que nos obliguen a recordar eternamente los errores del pasado"…pero estos dos, no los voy a llamar errores, sino INJUSTICIAS, ASESINATOS, VIOLACION DE LIBERTAD y sobre todo la violación de uno de los derechos más importantes que tiene todo ser humano…LA VIDA…y sí seguiremos recordando esto y recordándoles, pues nos ayudará a saber que esto, desgraciadamente, porque no hacemos NADA para remediarlo y porque no sólo puede volver a suceder, sino que tarde o temprano sucederá porque se están poniendo los medios para que así suceda. Lo vergonzoso es que esos medios los ponga quien debiera gobernar para todos los españoles, no solo para quienes le regalaron su voto. SÍ, digo bien, REGALARON. Porque un voto se deposita para que quien obtenga la mayoría, GOBIERNE, no joda, divida y hunda un país, como lo está haciendo el de las cejas triangulares, el embustero, cobarde y traidor a su patria…ZP-ARO.

La violencia política en este país se cobra, se ha cobrado y se cobrará demasiadas vidas y lo que es más triste se intenta borrar de un plumazo cierta memoria histórica y defender y rememorar la “memoria histérica”, y todos señores absolutamente todos tenemos memoria y pensamiento y como cada cual es hijo de su padre y de su madre, a dios gracia, (aunque muchos son hijos de puta) y la diversidad es lo que nos engrandece, no olvidemos, no rememoremos con esa memoria selectiva e interesada y démosle a cada uno lo que merece y lo que corresponde.




Es conveniente recordar que en la madrugada del 13 de julio de 1936 un grupo de guardias de Asalto y militantes socialistas, dirigido por el capitán de la Guardia Civil Fernando Condes, que se encargaba de la instrucción militar de la “motorizada”, guardia pretoriana del dirigente del PSOE Indalecio Prieto, detuvo a Calvo Sotelo en su domicilio y le introdujo en el interior de una camioneta de la guardia de Asalto donde Luis Cuenca, militante de las Juventudes Socialistas y también guardaespaldas de Indalecio Prieto le asesinó a sangre fría disparándole dos tiros en la nuca. Inmediatamente después del asesinato el capitán Condes, que fue reconocido por la viuda de Calvo Sotelo, estuvo oculto por una noche en casa de la diputada Margarita Nelken.

Previamente Calvo Sotelo había sido amenazado de muerte en sede parlamentaria por Dolores Ibárruri La Pasionaria (16 de junio), e indudablemente por Ángel Galarza (1 de julio). Posteriormente los dos líderes del PSOE se pronunciaban sin lugar a dudas sobre el significado del crimen. Indalecio Prieto escribía el día 14 de julio en “El Liberal”: “La trágica muerte del Sr. Calvo Sotelo servirá para provocar el alzamiento… Será una batalla a muerte, porque cada uno de los bandos sabe que el adversario, si triunfa, no le dará cuartel”. Largo Caballero iba más allá y el 16 de julio de 1936, en el diario socialista Claridad aprobaba los métodos terroristas y violentos, cualquier cosa menos la democracia: “La lógica histórica aconseja soluciones más drásticas. Si el estado de alarma no puede someter a las derechas, venga, cuanto antes, la dictadura del Frente Popular. Dictadura por dictadura, la de izquierdas. ¿No quiere el Gobierno? Pues sustitúyale por un Gobierno dictatorial de izquierdas… ¿No quiere la paz civil? Pues sea la guerra civil a fondo. Todo menos el retorno de las derechas.”




Está escrito en la historia, bastardos. Estos son vuestros CIEN AÑOS DE HONRADEZ Y ASESINATOS. Y aunque muchos en esa fecha no hubiésemos nacido, nos lo contaron nuestros padres o abuelos, pero también lo dicen así las hemerotecas ¿o son historias inventadas por los fachas? No señor es la realidad, nuestra realidad, pero también la vuestra mal que os pese. Ojala estén ardiendo todavía las entrañas de todos los que amenazaron y asesinaron a Calvo Sotelo y a muchos más.

Aprendamos de errores pasados para no cometerlos en el presente y construir un futuro no sólo basado en odio, rencores y rencillas estúpidas que sólo nos conducen a un separatismo que aunque interesa a ciertas partes, no es bueno, nada bueno pues unidos se vence, se llega a una libertad, a una justicia y a una democracia que muchos vociferan y que esos mismos que se jactan de ella son los primeros que la violan un día si y otro también, recuperemos ese espíritu de Ermua que levantó un país.

Y que ese afán de lucha no se quede en vano, en barbecho y en arenas movedizas y que esto no se repita que la historia está para aprender de ella y no para rememorarla para abrir viejas heridas y rencillas, así es que ese afán separatista fuera de este país que no necesitamos a Desgobiernos de desunión y de crispación sino gobiernos con gobernantes y no con payasos, que de esos el circo esta necesitando…que con ser campeones del mundo no se hace chas y por arte de magia desaparece el paro, el hambre y la necesidad que habita cada día más en este país de ZP-AROS y de igual-dá…así es que bonito de cara….haz que tengamos un verano azul y lárgate pero ya….ZP-DIMISIÓN…no te queremos en la memoria, aunque por desgracia sí te tendremos en la historia, una historia escrita por ti con odio, con paro y con miseria.




Una vez más agradecemos a Daniel, del Blog DIARIO DE UN ADOLESCENTE LIBERAL, nos conceda este nuevo PREMIO









BannerJueza Afiuni

Cada día que pasa su vida está en peligro





Publicado por Etoile y Esveritate





Si te parece interesante este post puedes comentar y también votar, en Bitácoras, WIKIO y en nuestro muro de Facebook.
Gracias
por leernos


Vota en y en Bitácoras votar




Controlia