Aquí podrás leer todos los artículos publicados no desde que cree esta página, están a partir de cuando empecé a hacer borradores de seguridad por los ataques que soporté y que causó que los anteriores desapareciesen, por eso no salen una mayoría de las imágenes y como las hay que son pruebas, están todas en mi poder muy seguras.
Este problema es causado por el cambio de nombre en mis cuentas en Google.
Visita todo el Blog, al pie de la cabecera tienes todas las PÁGINAS con la información que precisas.
Pide tus libros dedicados por el autor, envíos a domicilio.

13 oct. 2010

El síndrome del mañana



Los males económicos de España



Con esta imagen del gran inventor de la “Alianza de Civilizaciones” y al pie este título Zapatero contempla el abismo fiscal, publica el The Economist el siguiente artículo. Este es el mapa económico que presenta. Más desolador no puede ser para un país en el que su Presidente, hace tan solo dieciocho meses negaba hasta la saciedad la crisis económica. El manipulador de mentes y embustero compulsivo, pasó luego a culpar a los países con grandes economías, sin mirar su ombligo y poner solución a los males que tenía España.

Este es el legado que nos deja José Luís. En mi opinión solo deseaba gobernar para limpiar la imagen de su abuelo. Aquel traidor que sirvió primero en el lado franquista y luego se vendió al bando republicano, culpable de la represión y muerte de mineros asturianos.




En unas pequeñas tierras cerca de Candeleda, provincia de Ávila, Antonio de la Cruz está plantando tabaco. Hacía tiempo que no plantaba nada. Durante la larga década del boom español, trabajaba en constructoras, donde le pagaban mejor. Pero la construcción se ha detenido. “Tengo que hacer algo” dice. Está de suerte. Pocos de los 4,3 millones de parados (casi el 20% de la población activa) tiene parcelas de tierra para cultivar.

Una campaña de publicidad para subir la moral, respaldada por 18 grandes bancos y empresas, dice a los pesimistas españoles que esto sólo lo arreglarán “entre todos”. El Partido Popular no está de acuerdo. Esto tiene que ser arreglado por quien lo ha roto, dice su portavoz González Pons. El dice que el presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, debería hacer el arreglo – y que no lo está haciendo.

La lista de cosas que necesita reparar es extensa. Los fallos estructurales de España han sido durante mucho tiempo escondidos por la burbuja de la construcción, y han sido expuestos con todas las consecuencias ahora que ha explotado. Desde desempleo hasta bajo crecimiento económico, y desde problemáticas cajas de ahorro hasta unas chirriantes finanzas públicas, los problemas se van amontonando. Con el gobierno sin muchas ganas de aplicar una cirugía radical, existe el miedo de que España quede muy por detrás de sus vecinos. “El riesgo es que tengamos una década perdida, como Portugal o Japón”, dice Lorenzo Bernaldo de Quirós, un economista en Freemarket International Consulting en Madrid.

El desempleo lidera la lista de preocupaciones de la gente. Para rebajarlo, es necesario un mayor crecimiento económico. Sin embargo, España ha estado en recesión los últimos siete trimestres; El gobierno espera que el PIB caerá otra vez este año; Y el FMI estima un crecimiento menor al 1% en 2011.

Las finanzas públicas también han de ser arregladas. El déficit del pasado año se elevó a más del 11% del PIB. En enero Elena Salgado, ministra de economía, realizó un paquete de medidas de austeridad que calmó los miedos del mercado hacia la deuda española. Pero dos meses más tarde, el plan sigue sin estar del todo perfilado – y tiene un defecto obvio. Una optimista Salgado predijo un crecimiento del 3% en 2012 y 2013, trayendo consigo ingresos añadidos para paliar el déficit. El comisario europeo de España, Joaquín Almunia, ya ha advertido acerca del pecado del exceso de optimismo. El crecimiento no irá más allá del 2% hasta 2014, dice Ángel Laborda, economista en el FUNCAS (Fundación de cajas de ahorros). Él teme que un continuo aumento de los impuestos y de recortes de gastos sea inevitable si el gobierno quiere alcanzar el objetivo del 3% de déficit sobre el PIB para 2013.

Salgado ya está subiendo el impuesto del IVA, con el porcentaje tope yendo del 16% al 18% en Julio. Zapatero dice que esto financiará el desempleo. “Podremos pagar los beneficios del desempleo a medio millón de personas”, dijo en una entrevista por televisión. Sin embargo, altas tasas de IVA también dañaran el consumo, llevando al crecimiento a un punto aún más bajo.

Parecen improbables unas reformas más profundas. El director del Banco de España, Fernández Ordóñez, pide a gritos una reforma del rígido sistema laboral, que hace que a la mayoría de empleados sea muy costoso despedirlos, pero que condena a un tercio de trabajadores a trabajos inestables, temporales y desprotegidos. Aún así, el gobierno ha retrasado una y otra vez reformas en los sistemas de pensión y laboral. El gran objetivo de Zapatero es mantener la paz social. Eso significa tener a los sindicatos contentos, a costa de que las reformas (y el crecimiento), tengan que esperar.

Algunos detectan cierto tufillo de cobardía. La determinación de Zapatero de evitar a toda costa una huelga nacional es la prueba de que él jamás tomará una decisión difícil, dice Artur Mas, cabeza del partido político Convergencia i Unió. Y como los grandes acuerdos sobre recortes de gastos carecen de detalle, también carecen de urgencia. Una reciente negociación sobre el plan de austeridad con las comunidades autónomas, responsables de más de un tercio del gasto público en España, permitirá otros dos meses de escaqueos.

Mientras tanto, el sector financiero español está trabando los planes de reformas. Algunas cajas están enteramente expuestas a la construcción y las hipotecas. Ordóñez asegura que un tercio de las 45 cajas necesitan desaparecer (siendo absorbidas por otras). El fondo de rescate de 99 millones de euros (FROB) está produciendo solamente consolidaciones limitadas hasta ahora, con quizás siete cajas catalanas fusionándose en dos. Políticos locales, que tienen mucho que decir en las cajas, no quieren perder ese poder. El Banco de España debe actuar urgentemente, dice Luis Garicano de la London School of Economics, el sistema no puede mejorar mientras entidades destruidas sigan vivas, dice Miguel Martín, presidente de la asociación de banca española.

El retraso en solucionar las cajas de ahorros echa más leña al sentimiento de ir a la deriva. La mayoría de españoles no ven a la economía recuperarse en un corto plazo. La fe en la clase política está por los suelos. El español ahora califica a los políticos como el mayor problema nacional por delante de su “bestia negra”, el terrorismo. Los socialistas de Zapatero están arrastrándose en las encuestas – pero todavía faltan más de dos años para unas elecciones.
Artículo publicado en The Economist y traducido por Alastaroth




Si te parece interesante puedes votar este post al pie. Gracias


Publicado por Esveritate



Vota el post en el botón
votar

Controlia